El domingo pasado estuve paseando con Maria del carmen por el Malecon, fué un día de sol y calor que apetecía caminar, creo que en algunos momentos me sentí conducido por ella, así como el ir describiendo todo lo que pasa alrededor, son muchos años y no se pueden olvidar las buenas costumbres.

Teniamos la intención de tomar unas tapas en Casa Paco, pero estaba abarrotao que dirian los Sacapuntas y con el buen criterio de Maricarmen nos fuimos al bar del Cuartel de Artilleria donde tranquilamente tomamos las tapas y comimos, donde seguimos comentando las cosas que hoy en día nos preocupan.

Se encuentra bien despues de su primera sesión de quimioterapia y espero que siga así con las restantes, ya ha tomado las cuatro más fuertes y sigue bien, tan animada y Bailarina.