De vez en cuando nos invitan a comer paella gratis, solo tenemos que abonar los aperitivos, postres y bebidas que consumamos.

Pudimos probar el nuevo equipo de música (todavía tenía las etiquetas puestas) que se ha comprado con las participaciones de los que han querido o podido, colaborar del Grupo, suena muy bien.

Nos encantó volver a ver a los amigos, disfrutar de la sabiduría de Orel, y estar bailando con todos.

Sigue siendo una buena idea del Grupo de Eloy.